Onboarding

Estrategia para el Talento

Las primeras semanas de un nuevo ejecutivo pueden determinar gran parte de su impacto en la organización.
Si la incorporación es fluida se ha logrado un gran paso. Una buena asimilación acelera la transformación de un ejecutivo recién contratado en un líder para su equipo y toda la organización.

El despliegue correcto del talento fresco depende de la firmeza con la que se emprendan los primeros pasos.

Pero abundan las historias de contrataciones fallidas porque la integración entre el ejecutivo nuevo y su equipo es pobre y no aprenden a trabajar juntos y con confianza mutua. Tiempo, esfuerzo y dinero se van a la basura por procesos de incorporación que fueron descuidados en su primera fase.

El Onboarding empieza apenas termina el proceso de búsqueda y contratación de un nuevo ejecutivo y permite la integración fluida de ese nuevo talento en la organización. De esta forma se reduce el tiempo y la turbulencia del despegue, y se maximiza la vinculación del nuevo gerente con su equipo de colaboradores cercanos.

Onboarding es una intervención que combina herramientas de integración de equipos y coaching y permite al nuevo ejecutivo una rápida integración con sus colaboradores clave.

El o la nueva gerente necesita conocer y manejar la cultura de la organización o la división y establecer acuerdos de trabajo que aseguren el éxito. El onboarding acelera tanto la asimilación de nuevos colaboradores como de líderes promovidos internamente porque les permite integrarse y entender la cultura y la historia organizacional.

Onboarding es un proceso que asegura el éxito en la asimilación e integración del nuevo gerente y su equipo de trabajo.

El onboarding se lleva a cabo durante los tres meses de trabajo. Se enfoca en las áreas de integración, políticas de negocio, estilo de liderazgo, manejo de relaciones interpersonales, para asegurar el éxito. Cada gerente viene con su forma de trabajar, su forma de liderar, sus formas de hacer las cosas: en esencia su propia cultura de trabajo.La organización por su parte, también tiene su propia forma de trabajar y su propia cultura. Hacer evidente las similitudes y diferencias entre estos dos mundos que se encuentran facilita la asimilación y desarrolla el respeto mutuo.

Onboarding no es lo mismo que inducción.

Ni lo mismo que asimilación, ni orientación inicial. Onboarding es un proceso que asegura la integración rápida entre la nueva ejecutiva y su equipo de trabajo.Permite que la ejecutiva y su equipo tengan una conversación franca sobre expectativas de una y otros, y logren acuerdos iniciales que favorezcan el trabajo fluido. La ejecutiva tiene acceso inmediato a políticas y procedimientos tácitos, y estilos de trabajo de sus colaboradores directos, y a su vez define claramente sus propias expectativas y formas de trabajar.

Ademas, el Onboarding acelera la asimilación de la cultura que traen el Nuevo ejecutivo y la organización. El proceso de onboarding permite al ejecutivo mapear las relaciones dentro de su organización, le provee retroalimentación sobre los miembros claves del equipo y ofrece metas claras y un espacio para identificar posibles indicadores de peligro en el sistema de relaciones y fuerzas dentro del equipo ejecutivo.